Hay cosas “de sentido común” cuando un bebé anda cerca, según mi propia experiencia.

Estar abiertos a los acontecimientos.

Durante el embarazo la madre tiende a querer tenerlo todo controlado, pero hay que asumir que “cualquier cosa es posible” y seguramente normal. Es mejor aceptar cualquier acontecimiento con tranquilidad y adaptarse. La fecha de parto es sólo una orientación, no hay que dejar que nos atosiguen, si no existe riesgo, es el bebé quien decide cuándo y cómo quiere aparecer. Es bueno buscar apoyo en otras madres con experiencia, aunque cada embarazo es distinto seguramente lo que sucede ya lo experimentó otra. En algunos hospitales se empeñan en obligar a que la parturienta esté en posiciones muy restrictivas, pero dentro de los límites de la seguridad el feto se debe intentar estar lo más cómoda posible y acompañada. El “plan de parto” es un documento que se puede entregar al tocólogo/a durante las visitas, donde se indica cómo querrías que fuera tu parto. Probablemente no podrá cumplirse al 100%, pero así lo sabrás de antemano y el centro conocerá tus preferencias (llévalo contigo al parto).

Un grupo de yoga para el embarazo puede ser una buena opción de apoyo, hay algunos movimientos y posturas que ayudan mucho con la colocación y las contracciones. La rotación suave de la cadera en posición vertical, mitiga el impacto de la contracción. También puedes usar una pelota gigante (personalmente no es mi favorita), pasear o cantar suavemente.

La lactancia natural tampoco es siempre fácil y espontánea, busca ayuda si no estás segura. En Asturias está www.amamantarasturias.org. Hay que tener paciencia. Se tiende a pensar que es algo gratificante, pero no siempre es así. Los primeros días la leche puede tardar en “bajar” y resultará incómodo y hasta desagradable. Pueden salir llagas, se siente calor. ¡Paciencia e insistencia!. A veces basta con una crema de lanolina y masajes, otras es imposible. Tampoco es el fin del mundo, lo importante es estar a gusto con la nueva situación. ¡Ánimo! 😉

Categorías: maternidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *